viernes, 21 de agosto de 2009

yo... mariquita!!!

Cuando estudiamos el mundo animal, podemos entender tantas conductas del ser humano, y no se porque nos sigue asombrando...
todo animal, busca protegerse de su depredador!!!
un mero asunto de supervivencia!!!

ecologicamente la famosa Coccinellidae (su nombre de cuna! juas!) es una astuta,
lo que parece un caparazon en realidad no lo es, son alas "endurecidas" (élitros) que sirven de proteccion para las alas anteriores que son las que realmente sirven para el vuelo.
(sus alas "verdaderas" son MUY fragiles!)
sus colores (rojos, naranja y amarillo) + negro, no es mas que una estrategia para parecer venenosos, y asi evitar ser comidos!
(hasta desarrollan una toxina que las hace tener un sabor desagradable!)

aunque para algunos depredadores pequeños si pueden ser realmente venenosas (lagartos y aves)... el humano podria comer varios cientos sin percibir ningun efecto

tienen un gran valor ecologico ya que sirven de control biologico de plagas ya que son depredadoras naturales de cocos, pulgas, acaros y demas familiares... y por lo tanto se usan en lugar de productos quimicos.

si algun animalito astuto se enterara que las mariquitas ni tienen caparazon, ni son duras, y mucho menos venenosas... seria el fin para ellas!!!
por suerte (para ellas), todos sus depredadores andan ocupados en sobrevivir como para sentarse a analizar tal situacion...
quiza sea por esto que se encuentren por todo el mundo, y que hayan unas 4.500 especies de "Mariquitas".
Fuente: Wiki, Insectarium


mmmm.... a veces me siento "Mariquita"!
pero una mariquita atipica y lagrimosa,
una mariquita harta de ser temida por las aves,
una mariquita deseosa de ser vista con ojos humanos!
...aunque sepa que podria ser mi fin...

6 comentarios:

amor que soy dijo...

yo tengo ojos humanos, y quiero verte

andrés dijo...

Creo que todos pretendemso ser mas fuertes y venenosos de lo q realmente somos, todos ponemos escudos y mecanismos de defensa ya sea por miedo o verguenza....

Y el q mas se esfuerza x mostrar un caparazon duro es exactamente el q mas blando tiene el pecho y el corazon.

Buen post K, saludos

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

A mi me encantan las mariquitas.
REcuerdo que siendo chiquilla, andaba por los jardines buscandolas. Las encerraba en un frasco y las alimentaba. Podía pasar horas de horas admirándolas. Y cuando ya las había admirado un buen rato, las dejaba volar.

Y si, su alas no eran su caparazón. Sus alas eran mas pequeñas y oscuras, y algo transparentes. Su caparazón las ocultaba para que nadie le hiciera daño.

Tambien me he sentido como esa mariquita, que esconde su fragilidad debajo del caparazón.

Lindo post.

Saluditos

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Mmm interesante... gracias por la cátedra que nos diste...

Un fuerte abrazo, besitos.

Dragonfly dijo...

Pues si... creo que todos a veces nos comportamos como mariquitas...

besos ;)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Pero si te sientes mariquita, podríamos pensar que eres venenosa y quien te va a querer así jaja. Sabes en Inglaterra la mariquita inverna y jamás se equivoca cuando viene un inverno muy duro, y los agricultores lo saben, dicen que es el animal más extremos en sensibilidad climatológica.

Así que hay que ponerle atención a las mariquitas.
Saludos